550 km

mayo 27, 2008 at 8:02 pm (Mi gente)

Fin de semana complicado. Más de siete horas de viaje para acompañar a alguien demasiado importante para mí en el peor trago de su vida. La amistad es eso, duras y maduras. Se que la ayuda que la puedo dar es más bien nula. Un abrazo quizás sea lo más apropiado. Y eso es lo que hago, aguantar el tipo en un abrazo largo y demsiado triste, escuchando un llanto ronco, roto y desolado.

Es impensable permanecer impasible ante la situación, gente y más gente deambulando por una casa que agoniza cada día, en la que es dificil saber donde está el límite entre ayudar y molestar.

Me siento mal, impotente, ¿Cómo puedes aliviar a alguien en esos momentos? Fácil respuesta, es imposible.

Y ahora, al llegar a casa y no poder estar allí, simplemente acompañando aunque sea en silencio, sin saber ni que hacer ni que decir, me doy cuenta de que vivo en el culo del mundo (como me ha dicho ella muchas veces) y que lo único que me queda es el teléfono. No es suficiente, pero a 550 km es lo único que puedo hacer.

Sé fuerte amiga, hermana. No te des por vencida. Piensa que aunque no pueda estar allí, yo siempre estaré contigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: