Acostumbrarse

octubre 21, 2007 at 8:59 pm (Divagando)

Y volvemos a las antiguas rutinas, pero esta vez fuera de mi casa de estudiante (que no pensaba yo que iba a echar tanto de menos), y acomodada en mi casa paterna. Ahora tengo nuevos cometidos, tengo que estar pendiente de cuando echan las series que me gustan para descargármelas, tengo que mirar de vez en cuando las novedades musicales, y es que ya no tengo a Elros a mano ni a la (los) que lo manejaba como que fuera una prolongación de su mano.

La verdad es que aún tengo la sensación de que estoy en casa un poco de prestado, casi estoy esperando a que se acabe el verano y volverme otra vez para la ciudad de la que tanto he renegado en tantas ocaciones, pero de la que tanto me acuerdo, no por la ciudad en sí, si no por la gente de la que me he rodeado estos años.

Y es que en casa, bueno, no tengo mala relación con mis padres, no me controlan ni me piden explicaciones a todas horas, pero tengo continuamente la sensación de estar fuera de mi sitio. Quizás sea por las riñas infantiles con mi hermana, o por el aburrimiento de no tener nada que hacer en mi tiempo libre, que estoy deseando que llegue el lunes para ir a trabajar.

No os lo vais a creer, pero aunque mi trabajo me encanta, me llena y me motiva, echo de menos el ir a clase. No por las clases si no por el ambiente tan distentido y tan sanote que teníamos en el grupillo de la facultad. Cuántas veces me teletransportaría para tomarme un cafetín en su compañía…

Sólo hay algo que lo hace todo infinitamente más llevadero, y son las charlas con mi árbol en horario nocturno y a golpe de skype. Afortunadamente es algo que no ha cambiado aunque haya vuelto al pueblín.

Anuncios

3 comentarios

  1. C-18 said,

    No te agobies porque puede que lo de vivir con tus padres acabe por no durar demasiado tiempo.
    Yo también echo mucho de menos a Elrosín 😦 , incluso la conexión de Ono, ¡quién me lo iba a decir! Bueno, y a vosotras también os echo de menos, claro 😉 .

  2. yodiriaqueincluso said,

    Pues anda que yo…. que me acuerdo más días de tí y me da la envidia cochina…..

  3. Aguilucho cibernético said,

    A mi también me ocurre lo de echar de menos el ambiente de la facultad, pero se me pasa rápido en cuanto recuerdo los malos ratos con los putos exámenes y los trabajos.
    Lo de la vuelta al hogar familiar, lo viví en mis tiernas carnes al salirme mi primer trabajo y la verdad que lo llevé fatal, pero aguanta que todo llegará.
    Por lo menos te gusta tu trabajo, eso es algo que muchos vemos allá a lo lejos donde están las cosas imposibles… xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: