13 de junio, ni que fuera martes…

junio 13, 2007 at 10:00 pm (Un poco de todo)

Diez menos veinte de la mañana. Llego al aula B1 de la facultad con los nervios previos a un examen mas el añadido de que es uno de los de fin de carrera. Importantísimo coger un buen sitio cerca de la mesa del profesor por si se necesita más papel o por si hay que preguntar una duda. Risas y nervios con los colegas de clase intentando adivinar qué es lo que van a poner y lo que no.

Llegan los dos huesos duros de roer y empiezan a hacer los comentarios típicos de cualquier examen, que si no copieis, que si fuera calculadoras, etc etc… Y empieza el examen. Leo el primer ejercicio. Una función chunguilla pero el planteamiento lo sepo resolver. Leo el segundo. Rarito el primer apartado, pero el segundo sé como se hace, será cuestión de pensarlo. Leo el tercer ejercicio, una externalidad. Este le dejo para el final que es el dificil y el más largo.

Empiezo con el primero, copio la función. Joder con la funcioncita, es chunga. Le hago de una forma y no me sale. Tengo tiempo aún, lo hago de otra manera. Tampoco me sale. Esto es rarísimo e imposible. Me tengo que estar confundiendo en algo. Repaso todo el procedimiento, pero no encuentro el error. Intento seguir, pero como dice una buena amiga “entro en bloqueo“. Paso al siguiente problema. Ni por donde pillarle. Estoy un rato dándole vueltas y decido volver al otro pa ver si se ha pasado el lapsus matemático. Pues va a ser que no… Y del tercer problema ya ni hablamos.

A esas alturas me quedaba una hora y diez minutos para resolver todo el examen. Se me ocurrió mirar a la gente. Ojos como platos, manos echadas a la cabeza, uno dándole vueltas a las chuletas… Pero vamos, ese examen no se saca ni con apuntes delante. Y es que claro señores, si me examino de Microeconomía Avanzada no me examino de matemáticas. Y eso parece que los que ponen el examen no lo saben.

En fin, que siempre queda septiembre, y que ánimo y que bla bla bla… Pero el asunto no es ese. A estas alturas ya no. No es por no estudiar en verano, que si hay que hacerlo, pues se hace y listo. El tema es que estudiar paes tontería, y además una pérdida de tiempo.

Anuncios

3 comentarios

  1. Aguilucho cibernético said,

    Cuando oigo o leo este tipo de relatos es cuando más valoro el hecho de no tener que estudiar más, mira que los hay cabroncetes poniendo exámenes.
    Recuerdo un profe de Macroeconomía que en todos los exámenes nos hacía comentar alguna noticia de actualidad económica del tipo… ¿cómo afecta el actual precio del barril del petróleo a la inmigración en Europa y por qué? no se podía dejar en blanco y le tenía que convencer la respuesta, hacía unas escavechinas el tío…
    En fin, espero que vaya mejor la próxima vez. Suerte con los que quedan

  2. Kantabruja said,

    Ay! Que poetico lo has puesto! Todo para comentar de forma bonita y agradable que el examen era una auténtica cabronada de un nivel de hijoputismo muy próximo al máximo. Y que gracias a ese examen ya tengo un hard-trick para septiembre y eso que no ha empezado el goteo incesante de notas y disgustos del mes de Junio. Seguiremos estudiando para completar los 5 lobitos….

  3. Sandía said,

    Diosss, cómo te entiendo. Uno de esos que hacen época y que queman sobremanera por la proximidad infinita del deseado FIN. Pero nos llegará el día y ooh siii! lo disfrutaremos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: